quarta-feira, 6 de dezembro de 2017

Muere el cantante francés Johnny Hallyday..



·  CARLOS TORO
Muere el cantante francés Johnny Hallyday a los 74 años por un cáncer de pulmón.

Toda una leyenda en su país, ha fallecido a causa de un cáncer de pulmón

Grabó 45 álbumes de estudio y 35 en vivo y vendió 100 millones de discos

El rockero francés Johnny Hallyday, toda una leyenda en su país, ha muerto a los 74 años a causa de un cáncer de de pulmón, según ha anunciado este miércoles su esposa Laetitia.

Ha muerto un símbolo de Francia. Más que una estrella. Más que un ídolo. Un personaje de una popularidad inmensa, absoluta. Una popularidad más allá de la popularidad. Ha muerto un icono nacional comparable a los más grandes nombres en cualquiera de las manifestaciones de la vida de un país caracterizado, entre otras particularidades, por el culto a sus figuras máximas de la música, el cine, el deporte o la moda.

Fidelidad a Maurice Chevalier, Edith Piaf, Charles Aznavour, Gilbert Bécaud, Coco Chanel, Brigitte Bardot, Catherine Deneuve, Jeanne Moreau, Jean Gabin, Alain Delon, Jean-Paul Belmondo, Marcel Cerdan, Jacques Anquetil, Alain Prost, Michel Platini, Bernard Hinault... Astros unisex en la indiscriminada imaginería popular, unidos en el mismo firmamento a los titanes de la política: Charles de Gaulle, François Mitterrand, Valéry Giscard d 'Estaing, Jacques Chirac...

Johnny Hallyday se encontraba en esa galaxia suprema. Desde los años 60, nunca dejó de gozar de una fama inmarchitable. Periódicamente resucitaba sin haber muerto antes. Y sus canciones, nuevas o viejas, volvían a escucharse y venderse. Y sus conciertos, repetitivos o novedosos, tornaban a agotar las localidades. Canciones y conciertos suponían a la vez un homenaje al viejo rockero y una demostración de vigencia renovada.

Para resumir: Por esa combinación de causas mensurables y motivos incomprensibles, de lógica y misterio, Johnny Hallyday era para Francia y los franceses uno de los signos de identidad, de los emblemas propios y, valga especialmente en esta hora, eternos.

Por descontado, no se llamaba así. Nadie se llama así si no es artísticamente. Su nombre auténtico era Jean-Philippe Smet. En su caso, Johnny Hallyday, un nombre tan anglosajonamente obvio que resulta casi caricaturesco, revelaba su devoción por la cultura popular estadounidense: el rock, el cine, los automóviles, las Harley... Había nacido en París el 15 de junio de 1943 de unos padres que se divorciarían a finales de año. En 1960 comenzaría su carrera discográfica, en la compañía Vogue, con un primer "redondo" de cuatro canciones encabezadas por Laisse les filles.

No gustó a todo el mundo. Por ejemplo, a Lucien Morisse, director de Europe 1 (y marido de Dalida), quien, en el estreno del novel cantante en la emisora, hizo pedazos el disco allí mismo y profetizó: "Esta es la primera y la última vez que ustedes oyen el nombre de Johnny Hallyday".

Pocas veces alguien se ha equivocado tanto. Johnny iba despegando como un cohete. Amadrinado por Line Renaud, una de las divas de la época, actúa como telonero de Sacha Distel y llama la atención del público y de las productoras discográficas. En 1961 ficha por Phillips y participa en la película Les parisiennes, de Roger Vadim, en la que canta su primer número uno: Retiens la Nuit, una canción compuesta por dos hijos de emigrantes armenios: Georges Garvarentz y Charles Aznavour.

En 1962, a los 19 años, se producen algunos acontecimientos capitales en su vida. Primero: Vende un millón de copias de Lets twist again. Segundo: Aparece, junto a Aznavour, en la portada del primer número de Salut les copains, la revista que constituirá la Biblia musical y sociológica de los adolescentes y jóvenes franceses. Tercero: Conoce a Sylvie Vartan, un sueño femenino de 18 años, "la plus belle pour aller danser", la más bella del baile, otra canción de Garvarentz y Aznavour, y forma con ella la pareja más joven, atractiva, mediática y triunfadora del país. Los novios de Francia. Ambos encarnan el mito conjunto de la belleza y el éxito. Una foto de Paris Match de 1963 con Sylvie visitando a un Johnny de uniforme y destinado en Alemania reproduce a dos ángeles rubios y enamorados.

No será así siempre. Se casan en 1965, cuando Johnny regresa a la vida civil, pero se divorciarán en 1980. En ese período Johnny vivirá mucho y muy deprisa. Grabará L' idole des jeunes (versión francesa de Teenage Idol, el "hit" mundial de Ricky Nelson), Les bras en croix, À tout casser, Que je t'aime... canciones de ventas millonarias. Intentará suicidarse, tendrá accidentes automovilísticos, síncopes por agotamiento, operaciones de cadera y más accidentes, en uno de los cuales, en 1969, se romperá la nariz y Sylvie quedará desfigurada, aunque la cirugía conseguirá reconstruirle el rostro....

Johnny es entonces el paradigma del rockero veloz que quema años, coches, canciones y seguirá haciéndolo, en una especie de apoteosis de una falsa eterna juventud. En un afán entre inconsciente y deliberado, sincero y comercial, de no quedarse atrás y marchar al juvenil compás de los tiempos, será también "hippy", "beatnik", afiliado a cualquier corriente musical y vital que surja y se extienda. Entre 1981 y 1995 contraerá matrimonio cinco veces (dos de ellas con la misma mujer, después de haberse divorciado de ella). Desde 1995 permanecía casado con Laetitia Baudou. La llegada del siglo XXI le descubrió la pasión por participar en rallyes, entre ellos el Dakar, y lo condujo a su último contrato discográfico (con Warner France) y a la compra de una mansión en Los Ángeles.

El autor de estas líneas trabajó con él durante casi un mes en París, en 1981, en un L.P con versiones en español de sus grandes éxitos. Y da fe del carácter caprichoso y algo pueril, pero también extremadamente generoso, de un Johnny Hallyday siempre en la cima de Francia, desde donde proyectó sus ecos al resto del mundo. Un gigante que grabó 45 álbumes de estudio y 35 en vivo, vendió más de 100 millones de discos, intervino en ocho películas y protagonizó 400 giras. Hoy ya es otro cadáver inmortal.

Fuente : el Mundo

quinta-feira, 23 de novembro de 2017

sábado, 4 de novembro de 2017

A morte não é nada



A morte não é nada.
Apenas passei ao outro lado do mundo.
Eu sou eu. Você é você.
O que fomos um para o outro, ainda o somos.
Dá-me o nome que sempre me deste.
Fala-me como sempre me falaste.
Não mudes o tom a um triste ou solene.
Continua rindo com aquilo que nos fazia rir juntos.
Reza, sorri, pensa em mim, reza comigo.
Que o meu nome se pronuncie em casa
como sempre se pronunciou,
sem nenhuma ênfase, sem rosto de sombra.
A vida continua significando o que significou: continua sendo o que era.
O cordão de união não se quebrou.
Por que eu estaria fora dos teus pensamentos,
apenas porque estou fora da tua vista?
Não estou longe, somente estou do outro lado do caminho.

(Santo Agostinho)

sábado, 21 de outubro de 2017

Nada tão silencioso como o tempo



Nada tão silencioso como o tempo
no interior do corpo. Porque ele passa
com um rumor nas pedras que nos cobrem,
e pelo sonoro desalinho de algumas árvores
que são os nossos cabelos imaginários.
Até nas íris dos olhos o tempo
faz estalar faíscas de luz breve.

Só no interior sem nome do nosso corpo
ou esfera húmida de algum astro
ignoto, numa órbita apartada,
o tempo caladamente persegue
o sangue que se esvai sem som.
Entre o princípio e o fim vem corroer
as vísceras, que ocultamos como a Terra.

Trilam os lábios nossos, à semelhança
das musicais manhãs dos pássaros.
Mesmo os ouvidos cantam até à noite
ouvindo o amor de cada dia.
A pele escorre pelo corpo, com o seu correr
de água, e as lágrimas da angústia
são estridentes quando buscam o eco.

Mas não sentimos dentro do coração que somos
filhos dilectos do tempo e que, se hoje amamos,
foi depois de termos amado ontem.
O tempo é silencioso e enigmático
imerso no denso calor do ventre.
Guardado no silêncio mais espesso,
o tempo faz e desfaz a vida.

(Fiama Hasse Pais Brandão)

segunda-feira, 2 de outubro de 2017

La actitud positiva..





“La actitud positiva ante la vida, incluso el saber ver lo positivo de lo negativo es fundamental para seguir luchando y ser feliz. Lo negativo nos destruye, lo positivo nos edifica.”

"Haz una fiesta de cada momento de tu vida".


sexta-feira, 22 de setembro de 2017

A chegada do Outono



Canção de Outono

Perdoa-me, folha seca,
não posso cuidar de ti.
Vim para amar neste mundo,
e até do amor me perdi.
De que serviu tecer flores
pelas areias do chão
se havia gente dormindo
sobre o próprio coração?

E não pude levantá-la!
Choro pelo que não fiz.
E pela minha fraqueza
é que sou triste e infeliz.
Perdoa-me, folha seca!
Meus olhos sem força estão
velando e rogando aqueles
que não se levantarão...

Tu és folha de outono
voante pelo jardim.
Deixo-te a minha saudade
- a melhor parte de mim.
E vou por este caminho,
certa de que tudo é vão.
Que tudo é menos que o vento,
menos que as folhas do chão...

(Cecilia Meireles)



terça-feira, 12 de setembro de 2017

Reflexiones de José Martí sobre la vida y nuestra actitud..



- La vida es un asalto. Y se puede dormir; pero sobre la trinchera.
- Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.
- Perder una batalla no es más que la obligación de ganar otra.
- Hacer es la mejor manera de decir.
- Toda la Gloria del Mundo cabe en un grano de maíz.
- La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.
- Perdonar es vencer.
- A las estrellas no se sube por caminos llanos.
- Si se es honrado y se nace pobre, no hay tiempo para ser sabio. Y ser rico.
- Para los niños trabajamos, porque ellos son los que saben querer, porque ellos son la esperanza del mundo.

“Si tuviese que quedarme con 3 reflexiones, serian:”

 -Hacer es la mejor manera de decir.
- Perder una batalla no es más que la obligación de ganar otra.
- Perdonar es vencer.

Y tú con que 3  REFLEXIONES te  quedas?

domingo, 3 de setembro de 2017

...segura a minha mão...



Soneto do amor e da morte

Quando eu morrer murmura esta canção
que escrevo para ti. quando eu morrer
fica junto de mim, não queiras ver
as aves pardas do anoitecer
a revoar na minha solidão.

quando eu morrer segura a minha mão,
põe os olhos nos meus se puder ser,
se inda neles a luz esmorecer,
e diz do nosso amor como se não

tivesse de acabar, sempre a doer,
sempre a doer de tanta perfeição
que ao deixar de bater-me o coração
fique por nós o teu inda a bater,
quando eu morrer segura a minha mão.

(Vasco Graça Moura)

sexta-feira, 25 de agosto de 2017

Cómo el cerebro distingue la ironía y otras entonaciones..



Hoy os propongo un Post de Ciencia y Salud.

“Me gusto leer este artículo en el periódico el Mundo que quise compartirlo contigo.”

NEUROLOGÍA
Cómo el cerebro distingue la ironía y otras entonaciones
Es una habilidad esencial en la comunicación





Diversos grupos de neuronas de una zona del cerebro se dedican a ello


Una pregunta, una afirmación, una ironía, una sorpresa, una amenaza... Son muchos los significados que puede adquirir una frase según la entonación que se le dé. La habilidad para discernir entre uno u otro es necesaria en nuestra especie para entender si las intenciones del otro son buenas o malas.
Los científicos sabían que había áreas del cerebro que procesan los cambios en el tono de la voz al hablar, también llamado prosodia. Ahora, una investigación publicada esta semana en la revista Science y desarrollada por científicos de la Universidad de California en San Francisco ha identificado las neuronas del cerebro humano que responden a la entonación, situadas en el giro temporal superior. 

La capacidad del cerebro para interpretar estos cambios de tono es especialmente notoria, ya que cada interlocutor tiene el suyo propio. Además, el cerebro tiene que analizar de forma simultánea las vocales y consonantes que se pronuncian, las palabras que forman, y cómo se combinan en frases y se acompañan de gestos. Todo, en una escala de milisegundos

El trabajo, dirigido por la neurocirujana Claire Tang, se llevó a cabo con 10 voluntarios con epilesia a los que se les colocó una manta de electrodos en la cabeza para estudiar su actividad cerebral. Después les expuso a varias frases grabadas por tres voces artificiales (dos de mujer y una de hombre) con cuatro entonaciones distintas: neutral, enfatizando la primera palabra, enfatizando la última o como pregunta. 

Los investigadores observaron la actividad eléctrica de las neuronas en el giro temporal superior, un área que ya se sabía que jugaba un papel importante en la interpretación de la prosodia del discurso gracias a estudios anteriores. 

Grupos de neuronas 

En concreto, descubrieron que algunas neuronas de esta zona podían distinguir las voces basándose en diferencias en el rango de tonos, que otras neuronas diferenciaban las cuatro frases basándose en los sonidos que creaban la frase, sin importar de quién fuera la voz -por ejemplo, 'película' suena distinto de 'animal' sin importan quién lo diga-, mientras que un tercer grupo de neuronas podía distinguir entre los cuatro patrones de entonación, y cambiaban su actividad dependiendo de en qué parte de la frase se ponía el énfasis.
"Hemos podido determinar no sólo dónde se codifica la prosodia en el cerebro, sino también cómo lo hace", indica Tang. "Lo que vemos aquí es que hay neuronas del neocortex procesan qué palabras se dicen y cómo se dicen", añade.

Otros mecanismos

La prosodia es muy importante para entender el lenguaje, explica a EL MUNDO Luis Martínez Otero, investigador del Instituto de Neurociencias de Alicante, centro mixto del CSIC y la Universidad Miguel Hernández. En su opinión, este artículo pone el énfasis en que este tipo de estrategias son generalizables a cualquier otro tipo de información que el cerebro pueda estar procesando. "Se está estudiando ahora si este tipo de mecanismos nos permitirían también modular de manera relativa la percepción de cosas de mayor rango cognitivo, como la percepción del bien y del mal o de la belleza", asegura.
Para el experto, el hecho de que el estudio se haya llevado a cabo con personas con epilepsia no alteran los resultados, ya que los registros se han hecho cuando no había actividad epiléptica en la zona o bien fuera del foco epiléptico.
Además, indica que la capacidad para detectar la entonación no es exclusivamente humana. "Se puede generalizar a otras especies, la entonación la utilizan pájaros, primates y otros animales para comunicarse", añade. 

"Una de las cuestiones más importantes que tenemos que dilucidar al relacionarnos es si las intenciones del otro son buenas o malas para mí, si estoy interaccionando con un amigo o un enemigo y cómo tengo que actuar. La entonación transmite muy buena parte de toda esa información que tiene un contenido emocional muy fuerte", concluye Martínez.

Fuente : El Mundo